Artículos del Blog

SEÑOR EN ESTE DÍA

SEÑOR EN ESTE DÍA

ACERCATE A DIOS, Uncategorized

Señor mío, en este día, quiero poner mi grano de arena para que al menos una persona a mi alrededor, 
sonría y sea feliz. 

Para esto, cuento contigo. 
Tu mano amiga es necesaria para que yo pueda cumplir con esta misión. 
Libérame, antes que nada, de todos mis egoísmos, de esos sentimientos de inseguridad que hay en mi corazón.

 Acudo a tu misericordia para que me llenes de tu paz que todo lo supera. 
Acaba con ese miedo que me perturba y no me deja avanzar. 
Sé que me amas y por eso confío en tu poder, en tus milagros, en tu bondad.

 Por todas esas situaciones complicadas a las que hoy estaré expuesto, te pido, 
Señor mío, que soples sobre mí la fuerza del Espíritu Santo que me ayude a creer y a vencer el miedo 
de no ser testigo de tu reino, de tu amor y de tu plena felicidad.

Señor mío, te doy gracias por cada bendición que me haces llegar 
cada día a través de distintas personas y situaciones. 
Hoy me encomiendo a tu santísima divinidad, que todo lo que haga y piense, esté completamente lleno de Ti. 

Lo que yo más quiero es estar contigo, fuera de Ti: nada, solo abunda el pecado y la 
astucia del demonio que intenta borrar los caminos que llegan a Ti. 
Sé que estoy lleno de debilidades y las tentaciones siempre me asechan. 

A veces hago el mal que no debo intentando hacer el bien que quiero. 
Por eso, hoy, pido tu gracia para saber discernir lo que más me conviene. 
Quiero contar con tu iluminación para siempre perseguir el bien, desechar toda situación de división y enemistad. 

Conociéndote mejor me ayudará a evitar los peligros y a reconocer las obras que realiza 
el maligno a mi alrededor en sus intentos por desviarme de tu Santo Amor. 
Oh Señor, no me dejes nunca caer en la tentación y líbrame del mal. 

Me uno a la fuerza de las Palabras pronunciadas por San Pablo 
para hacerlas vivas y presentes siempre en mi vida: “Para mí la vida es Cristo”
 Amén

Propósito de Cuaresma:
Hablaré solo cosas buenas y positivas de todos los demás, así yo piense que algunos no se lo merecen
Meditemos juntos esta frase:
“Cada vez que somos egoístas y decimos no a Dios, arruinamos su historia de amor con nosotros”

Comparte las Reflexiones
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *