Blog posts

EL AMIGO

EL AMIGO

PARA REFLEXIONAR

Al regresar de la Guerra de Irak un soldado telefoneó a sus padres desde San Francisco: -“Mamá, Papá: Voy de regreso a casa, pero les tengo que pedir un favor. Traigo a un amigo que me gustaría se quedara con nosotros”.-“Claro que sí”, le contestaron llenos de alegría por su regreso, “Nos encantaría conocerlo.”

-“Pero hay algo que deben saber”, el hijo, siguió diciendo, “mi amigo fue gravemente herido en la guerra. Pisó una mina de tierra y perdió un brazo y una pierna un ojo y quedo muy desfigurado del rostro. Sus padres ya Fallecieron. No tiene donde ir y quiero que se venga a vivir con nosotros a casa”

-“Siento mucho el escuchar eso, hijo. A lo mejor podemos encontrar un lugar en donde el se pueda quedar.”

-“No, mamá y papá, yo quiero que el viva con nosotros y que seamos su familia.”

-“Hijo,” le dijo el padre, “tú no sabes lo que estas pidiendo. Una persona tan limitada físicamente sería un gran peso para nosotros. Tenemos nuestras propias vidas que vivir y no podríamos cuidarle adecuadamente. Yo pienso que estás demasiado afectado con ese caso. Deberías de regresar a casa y olvidarte de él. Tú amigo encontrará una manera en la que pueda vivir el solo. Además él es la responsabilidad del gobierno y puede ingresar en un lugar para veteranos de guerra. Para eso pagamos impuestos.”

Al oír esas palabras, el hijo colgó el teléfono. Los padres no volvieron a saber nada de él hasta que unos días mas tarde recibieron una llamada telefónica de la policía de San Francisco. Su hijo había muerto al caer de la ventana de un edificio. La policía creía que era un suicidio. Los padres, destrozados por la noticia, volaron a San Francisco y fueron llevados a la morgue de la ciudad para que identificaran a su hijo. Con horror, descubrieron que su hijo tan solo tenía un brazo y una pierna. El representante del ejército les relató algo que el joven había querido mantener en secreto: Había sufrido los efectos de la explosión de una mina. El mismo era el “amigo” y quería saber de antemano si sus padres de verdaderamente lo aceptarían. Lamentablemente, al percibir la negativa, se suicidó desesperado.

La desesperación y el suicidio jamás son el camino. Jesús nos ama y nos acoge tal cual somos y si le entregamos nuestra vida miserable, El nos lleva a la casa del Padre. Pero muchas personas necesitan de nuestra acogida para comprender ese amor divino.

Los padres de esta historia son como muchos de nosotros. Encontramos muy fácil amar a quienes nos resultan atractivos, pero rechazamos a los que retan nuestro egoísmo y nos causan inconveniencias.

Hagamos un examen de conciencia ante esta historia. Pidamos a Jesús nos haga mas misericordiosos.

Comparte las Reflexiones
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

4 Comments

  1. Victor
    octubre 21, 2015 at 9:21 pm
    Reply

    Pero ese joven hizo muy mal . Por que los padres le dijeron la verdad de ese amigo .. pero cualquier padre aceptaria a su propio hijo como fuera … el error fue del joven . Por que debio haberles dicho la verdad ..

  2. D.A. Jaimes (US ARMY RET.)
    octubre 22, 2015 at 6:30 pm
    Reply

    Soy un soldado retirado de las fuerzas armadas de los Estados Unidos. Esta historia si muy triste. pero si estan hablando del sondado que esta en la foto. es MENTIRA porque ese hombre en la foto pertenece a los Marines USMC. y esta vivo el Presidente Obama le ba a otorgar la medalla de honor congrecional. por haber salbado a otros Marines.

  3. Jaime Rodas
    febrero 11, 2016 at 5:14 am
    Reply

    El muchacho iso muy mal los padres le digeron la realidad del amigo !!! Nunca se engaña la familia se le dice la verdad aunque sea muy dificil mal del muchacho ,,,

  4. Gaby
    abril 24, 2016 at 11:45 am
    Reply

    Hay muy poca gente que se toca el corazón para ayudar a otros, pero un padre jamás dejara a sus hijos y menos cuando estos más los necesitan. Por otro lado se que el suicidio no es el mejor camino, pero hay que comprender que una guerra no es el mejor recuerdo para un joven, vienen con problemas psicológicos tan graves que caen en depre fácilmente. Al final Dios ya tiene sus planes y uno solo los cumple. Las guerras sólo destruyen a nuestros jóvenes, no importa del país que sean, todos vivimos en el mismo planeta, si las personas con poder pudieran entender que el respeto es la base para que todos vivamos en paz y que al final todos iremos al mismo lugar así como llegamos, sin nada, este mundo seria otra cosa.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *